lunes, junio 20, 2005

...


Hoy, afuera de la casa el aire se siente fresco, pude ver como la luna llena o casi llena iba subiendo poco a poco cambiando de un todo rojizo asta alcanzar su tono plateado, mágico, embelezante. Es ahora cuando me doy cuenta de lo fácil que es caer en una ilusión, en una idea en un panorama de un probable mañana fabricado a nuestro gusto, nos aferramos a esa idea y dejamos de ver la realidad, caemos en el hechizo de la luna... dejamos todo atrás, nos dejamos llevar por nuestros sueños, por nuestros impulsos, por nuestras aventuras… afortunada o desafortunadamente, el hechizo no dura para siempre, la ilusión acaba por desaparecer y volvemos a pensar con la cabeza y no con el corazón y nos molestamos con nosotros mismos por acercarnos un poco a nuestro interior por que nos permitimos soñar y ver la niña como cuando éramos pequeños y regresamos a ser lo que somos ... humanos ...

2 comentarios:

Alejandrilandia dijo...

Ese hechizo embelesante tiene la luna, siempre que puedas escuchar sus suspiros viene a ti todo ese mundo de ilusiones que dejas guardado en el cajon de la madurez y la desencia...
Si al menos una vez a la semana recordaramos lo mágico que puede llegar a ser la vida vista desde los ojos de un lunatico.

camila dijo...

si, la luna es extraordinaria! me encanta observarla